miércoles, 26 de septiembre de 2007

Pintada, no vacía.


Pincha sobre las fotos, las verás mejor.
Pintada, no vacía:

pintada está mi casa

del color de las grandes

pasiones y desgracias.

Regresará del llanto

adónde fue llevada,

con su desierta mesa,

con su ruinosa cama.

Florecerán los besos

sobre las almohadas.

Y en torno de los cuerpos

elevará la sábana

su intensa enredadera

nocturna, perfumada.

El odio se amortigua

detrás de la ventana.

Será la garra suave.

Dejadme la esperanza.

Miguel Hernández : Canción última


4 comentarios:

Landahlauts dijo...

Siempre queda la esperanza...

Precioso. Y tus fotos, también.

Mari Carmen dijo...

Linda canción y preciosas fotos. Me encantan.

Un abrazo,

luz de gas dijo...

Algo nos queda Landa, algo. Gracias , muy amable. Saludos.

luz de gas dijo...

Gracias Mari Carmen, me alegra que te gusten. Y la obra de Miguel Hernández, a mí me gusta bastante, también. Saludos