jueves, 13 de septiembre de 2007

Langre

La mar en Langre
tranquilos en la arena
absoluta calma
mar y monte
La sensación era de placer absoluto. La mar tranquila, con olas que rompían tranquilamente sobre la inmensa playa. Arena suave, sólo arena, sin una sola piedra ni siquiera pequeña, tan sólo restos de conchas , restos de algas y poco más . Con la marea baja, la playa ya era infinita; sol, agua, arena , y toda la calma del mundo. Lo normal en ese lugar era estar en total armonía con el lugar, tranquilo y salvaje. Baños eternos , relajados, sin ropa que impidiera disfrutar totalmente del lugar , de esa increíble sensación que suponía estar allí, y así. Un acceso difícil con una bajada entre piedras, descendiendo desde dónde dejábamos el coche, en prados llenos de hierba verde intenso, rodeados de maizales. Abajo, nos esperaba la absoluta maravilla de una playa increíble: Langre.

8 comentarios:

Landahlauts dijo...

Increible... y precioso.

Antonio Catpo dijo...

que lindas fotos, Luz. Las veo y me parece sentir la arena debajo de mis pies

luz de gas dijo...

Te gustará Landa, mucho. Saludos

luz de gas dijo...

Muchas gracias, Antonio, muy halagador tu comentario. Saludos

Ana dijo...

Arrollador Cantábrico, su mar brava, sus playas calmas, su fina arena.
Preciosas imágenes.
Un saludo

luz de gas dijo...

Gracias Ana, muy amable, y más viniendo de quién está tan cerca de ello . Saludos

Mari Carmen dijo...

La conozco. Estuve allí hace a varios años. El entorno en una maravilla, pero ¿qué no es maravilla en el norte de España?

luz de gas dijo...

Me alegra que la conozcas, es muy especial, desde luego; y ,sí, el norte es absolutamente magnífico, por mil cosas. Saludos Mari Carmen