sábado, 28 de abril de 2007

Reflexión inducida


Hay semanas en las que todo se ve peor, en las que no hay forma de que no dejes de pensar que, tengas cómo tengas tu vida, alrededor no es demasiado mejor, a veces. Con el intervalo de una semana , han fallecido las parejas de dos compañeros de trabajo, uno en unos pocos minutos y , la otra de larga y dura enfermedad. En estos momentos, aún cuándo no dejes en muchas ocasiones de hacerlo durante todos tus dias de vida, te paras un instante, te miras, y repasas cosas sobre tí, y , empiezas más o menos inevitablemente a ponerte en el lugar de quién se ha quedado ahí, sin la pareja, el compañero-a , que ha estado a su lado durante parte de la vida. Y, aunque eso no puede ser , intentas imaginar , egoistamente imagino, cómo sería si fueras tú quién se ha quedado de esa forma. Si has tenido algo de tiempo para ir preparándote, cómo ha sido uno de los casos; si, por el contrario, tu pareja sale de casa y, te llaman en pocos minutos para decirte que ya no está, cómo le ha pasado a una amiga y compañera, el otro caso. Piensas , supones, imaginas, y, por un momento miras a quien está junto a tí, y no sabes que pensar.
Tech Tags:

4 comentarios:

Mariano dijo...

En estos momentos cualquier cosa que se añada es redundante o inútil, así que simplemente te mando un abrazo largo y cálido.

luz de gas dijo...

Llevas toda la razón, no sabe uno que decir, los gestos lo dicen sin más. Un abrazo también.

Mari Carmen dijo...

Luz, muchas veces, en este ajetreo de vida que llevamos, que llevo, me paro a pensar un segundo, un sólo segungo y me digo: no eres eterna. Te crees eterna, pero no lo eres. Este puede ser tu último minuto. Y puede, realmente, ser así.
Es lamentable y entiendo que te sientas muy mal. Lo siento, Luz.

Un abrazo,

luz de gas dijo...

A veces lo pensamos, pero, cuándo llega alguna circunstancia así, mas , desde luego. Es un mal trago, cómo nos pasa a cada uno alguna vez. Muy amable, cómo siempre . Gracias. Saludos