domingo, 15 de abril de 2007

Con mis maletas


De vuelta a casa. Unos dias con cambio de actividad, algo que siempre es recomendable para todo. Sólo pensando en qué hacer, dónde, cómo. Conocer otros lugares, estar con otras personas, escuchar otros idiomas . Cambio de costumbres por unos dias, dedicándose uno solamente a ver, ver y ver. Monumentos, museos, parques; andar, andar y andar. Transportes, colas; exposiciones, colas; calles, gente, mucha gente; una gran ciudad tiene eso, mucha gente y luego estamos los que vamos unos dias, que también somos mucha gente. Y, dónde crees que vas a poder expresarte en su idioma, sin demasiados problemas, resulta que no es así en absoluto; todo cuánto con ahínco habías estudiado, paff, se evapora, y ahí estás, intentando que salga algo más que un balbuceo por descontado incomprensible ; y entonces ves que no pasa nada , ya que muchas personas que están en el lugar dónde tú intentas hacerte entender, ya han aprendido bien , y rápidamente, tienen las palabras justas en tu idioma . Y, los que no lo saben, se esfuerzan por hablar el suyo lo más lentamente que pueden, para intentar que tú entiendas algo. Sorpresa por éste lado; tenía una cierta idea, de más "sólo en mi idioma" y ha sido todo lo contrario. Excelente . Y, en la calle, o en cualquier lugar dónde dudaras ante un mapa , con tu guía, y cámara de fotos, todo el equipo clásico de turista , se paraban y te preguntaban si necesitabas algún tipo de ayuda ; incluso una señora, haciendo footing por un parque, se paró a preguntar ésto. Increible, me ha sorprendido esta solícita actitud. Amabilidad, cortesía , por todos sitios y a todas horas.
Es bueno esto; cambias algunas ideas preconcebidas, estableces otras, conoces gentes. Ha salido bien.

5 comentarios:

Mari Carmen dijo...

Me alegro mucho de que hayas disfrutado y hayas cambiado de aires. Yo antes me preocupaba mucho sobre cómo me desenvolvería en un sitio que no es el habitual. Y suele salir muy bien, da igual que sea en "casa" que fuera de ella. Lo importante son todas las sensaciones que uno se trae de vuelta.

Un abrazo :)

Mariano dijo...

Cada viaje tiene la maleta de ida llena de ropa, y si el viaje es bueno la maleta de vuelta suele venir llena de aprendizajes y buenos recuerdos.
Saludos de ida y vuelta.

luz de gas dijo...

Así es; cuesta el pensar cómo se va a desenvolver uno, pero luego, todo va saliendo bien, mejor de lo esperado a veces, y, por tanto, la maleta vuelve con sobrepeso por tanto bueno cómo encuentra para traer a casa. Saludos.

Landahlauts dijo...

Descansadita y relajada te leo... eso está bien.

Me alegro de que hayas disfrutado y... de que te hayan entendido (lo cual no siempre es fácil aunque se hable el mismo idioma).

luz de gas dijo...

Ha sido muy agradable, una experiencia que me parecía nueva, por lo muy escasa que me resulta. Confío no tardar demasiado en repetir. Y, sí, difícil ser entendido a veces. Saludos