sábado, 10 de noviembre de 2007

Mariposas Azules

Estrellas azules
Pincha sobre la foto, la verás mejor.

No es mala la distancia para muchas situaciones. No es la más deseada no cabe duda, pero tiene su punto bueno. Haces una valoración de los hechos , en los que no tienen cabida los sentimientos que te llega a dibujar la continua presencia de alguien. No tienes ocasión de pararte en muchas nimiedades, aquellas que en muchos casos llegan a hacer languidecer algo, si no a arruinarlo. Pero, con la distancia por medio , no hay lugar ni pensamiento alguno dedicado a eso.
Los momentos que se dedican a la situación , tienden a buscar sólo la fuerza de eso, del momento, para que sea lo que más grabado y con más fuerza queda. Sólo quieres que esos instantes , largos o cortos, pero sólo instantes, estén totalmente volcados en lo que realmente cuenta. Quizá sea una egoista actitud, pero ni el tiempo dedicado a ello, ni la distancia que los ocasionan , permiten otra cosa.
No precisamente se perderá nada, más bien al contrario, pues esa escasez de momentos, ayuda a verlos ansiados, y no odiados o al menos indiferentes. No es lo ideal, o quizá sí según lo que se espere. Pueden acabar con todo o, levantarlo hasta el infinito. En realidad, lo que únicamente se necesita, son dos personas. Ellas y lo que quieran. Y el resto, sin ser accesorio, no es lo definitivo. Sólo eso, que se quiera tener o , dejar pasar.

La Música ; Bono & The Coors
: When The Stars Go Blue




6 comentarios:

Landahlauts dijo...

Como ocurre muchas veces, lo más importante es (creo) la actitud ante las cosas. Y ver la botella medio llena. Más vale así.

Saludos, Luz.

Shikilla dijo...

Estoy contigo, la distancia solamente mata lo que no es fuerte, lo que est� bien anclado en el alma, aqu�llo que se mezcla con los tejidos m�s �ntimos de nuestro ser, no hay distancia que pueda acabar con ello. Es m�s, en la distancia ves con claridad y perspectiva lo que significa aqu�llo que est� lejos. Por eso cuando est�s cerca comprendes la intensidad y la importancia de lo que vives.

Lo s� por experiencia.

Un abrazo

Milagros Sánchez dijo...

Buenas noches guapa!!
Regreso de nuevo a tu rinconcito tranquilo y con una interesante reflexión para hoy. Bien, estoy de acuerdo con lo que has expuesto. Lo veo igual y no me parece para nada egoista tu postura, más bien razonable y realista, porque ¿quien no se ve atrapad@ por la necesidad de absorber TODO cuanto se nos ofrece en esos momentos?...¿quien puede permitirse el lujo de perder ese tiempo, si ni siquiera tiene la oportunidad de poder estar con la otra persona al lado?...
Te dejo mis saludos y besos.

luz de gas dijo...

Aunque cuesta , Landa.
Es difícil sí, pero si consigues mantenerlo, tremenda satisfacción, con lo importante que es para cada uno, Shikilla.
Esos momentos son para lo más importante, para dejar lo cotidiano, superfluo si me apuras en una orilla. Aunque no es lo ideal, la lejanía muestra ventajas así lo creo. Eso, ver el lado positivo, Milagros.

Agatha Blue* dijo...

La distancia es algo muy relativo.

Mientras en algunas ocasiones sirve para desintoxicarse y voler a empezar con mas fuerzas, en otras situaciones es lo mas tedioso de llevar... (aunque si hay ganas... las vueltas, cuando las distancias se acortan.. suelen ser dulces, maravillosas y mágicamente pasionales...)

Hay que ver como escribes... a mi me transportas...

Agatha Blue*

luz de gas dijo...

Muy amable, Agatha, mucho. Reflexiones sobre lo que quieres más cerca, pero te adaptas o intentas, cuándo no puede ser de otra manera. Saludos Agatha