domingo, 27 de mayo de 2007

Sin derecho a votar


Hoy es el dia del voto. Yo, que cada dia voy aguantando menos cosas, creo que dejaría sin votar, durante algún tiempo a:
Los maleducados , que van gritando a todas horas, por cualquier lugar,
Los que tienden a gritar bajo tu ventana lo más alto posible, y a la hora más temprana posible también,
Los que van tirando papeles , y todo aquello que tienen en las manos, por la calle,
Los que tiran papeles y lo que sea , dentro del autobús, o cualquier transporte utilizado por todos,
Los que van por la calle, escupiendo cuándo y dónde les place,
Los que pasan con el coche llevando música tipo “chunta chunta” , a un volumen capaz de ser oído en Argentina por lo menos,
Los que llevan al perro dejándole libertada al animalico para hacer sus cosas en cualquier lugar, y dejándolas allí el dueño de regalo para todos los demás vecinos,
Los que piensan que las colas en cualquier lugar son algo que causa graves enfermedades y, hay que acceder a, primer puesto cuánto antes y cómo sea, para evitar contagios ,
Los que creen que , al llegar con su coche a una rotonda, siempre son ellos los que han de pasar y te hacen frenar para no tragártelos, pese a estar tú en tu derecho de paso,
Los que….

2 comentarios:

Mari Carmen dijo...

Ufff, pues entonces, amiga mía... creo que iba a votar cuatro y medio. Pero estoy de acuerdo contigo. Yo estoy hasta los ovarios de gentuza. Cada día les soporto menos. Alguien me dirá que soy intolerante, pero realmente no saben lo tolerante que soy. Lo soy mucho. Demasiado, diría yo. Así que no, no es que yo sea intolerante, es que la gente se piensa que están ellos solitos en el mundo y les importa una mierda el resto.

Si tu supieras lo que yo haría con toda esa gente que tu las listado... mira, mira, es que se me pone la carne de gallina, del regocijo que me produce las cosas que les haría. Nada malo, en absoluto, no se les iba a poner una mano encima, pero te aseguro que se iban a enterar de lo que vale un peine...

Un abrazo :)

luz de gas dijo...

Eso me pasa, que llega uno a hartarse de tanto aguantar. A más de uno le hacía limpiar lo suyo y mucho más . Qué pena, cuánta falta de educación vemos y sufrimos. Besos