sábado, 19 de mayo de 2007

Fábula electoral


Un señor fallece, y su alma llega al más allá, encontrando a San Pedro, el cuál le dice que tiene dos opciones por elegir en ese momento; sorprendido, el hombre le pregunta que significa esto y San Pedro le responde que , en un determinado período de tiempo , todo el que llegaba hasta allí, podía elegir entre quedarse en el cielo o en el infierno. Antes de que se decida , le dice que estará comprobando cómo es cada lugar durante 24 horas .Preguntado sobre cuál quiere ver primero, el hombre elige el infierno y, hasta allí le acompañan. Estupefacto, comprueba al salir del ascensor que tiene ante él , unos inmensos jardines, llenos de flores con variados colores y tamaños, grandes estanques, cuidados campos de golf, y mansiones espectaculares rodeando todo ese paisaje; es recibido por sonrientes personas entre las cuáles reconoce a muchos de sus amigos , y le agrada verles vestidos lujosamente, a todos ellos. Más tarde, disfruta de una espléndida cena, durante la que no faltaron impresionantes manjares, buena música, y todo con una muy agradable compañía, ya que todas las personas allí presentes ,eran no sólo bellas y bien vestidas, sino de excelente trato, con lo que se le pasaron las horas rápidamente. Recogido por el encargado de acompañarle, llega hasta el cielo; un ambiente muy relajado impera allí; escuchando música muchas personas están sobre las nubes charlando amigablemente, hay mucha calma y paz. Se le pasan también las horas rápidamente y es llevado ante San Pedro, quién le pregunta cuál es su elección tras haber pasado un dia en cada lugar, y pidiéndole que lo piense bien; el hombre responde que , el cielo es un lugar más que agradable, pero que lo que encontró en el infierno le satisface más, y eso elige. Le bajan allí de nuevo y perplejo ve que donde estaban los hermosos jardines, con flores, estanques etc, ahora hay un desértico terreno, sin agua ni plantas, salvo algunas resecas ramujas; no ve ningún rastro de toda la belleza que encontró el dia anterior, ya que incluso todas las personas, tienen un famélico aspecto, visten harapos, y buscan restos de comida por entre las basuras. Sin apenas poder hablar por la impresión , les pregunta: cómo puede estar esto de esta manera, si ayer estuve aquí y todo era una absoluta belleza, desde las personas , hasta todo lo que aquí se encontraba, plantas, animales, comida,y ahora todo ha desaparecido; y entonces uno de ellos contestó: ayer estábamos en campaña, hoy ya nos votaste.

Cómo pasa en todas las fábulas, el parecido con la realidad quizá no existe.

4 comentarios:

Antonio Catpo dijo...

hola
encontre tu blog de casualidad
esa foto esta bellisima
y la historia estuvo graciosa
saludos
antonio

luz de gas dijo...

Hola, un placer encontrarte por aquí, gracias por la visita y comentario; es de un parque londinense, precioso. Saludos

Sara dijo...

Buenísimo el chiste, y lamentablemente demasiado real. QUé fácil se promete y qué pronto se olvida.

Besos

luz de gas dijo...

Eso me parece a mí, que hay demasiada coincidencia con la realidad. Saludos