miércoles, 7 de marzo de 2007

Amigos por perder


Tengo una racha horrenda, en cuánto a la salud de algunos amigos; en unos años se han ido algunos para siempre, tanto por enfermedad rápida como , muy breve incluso, otros por diversos accidentes ;alguno lleva con graves problemas de salud algún tiempo y están más o menos estables; en poco tiempo, hace unas semanas, dos más han empezado con los mismos problemas, una ha podido ser intervenida y espera la terapia siguiente, otra ha pasado a esa misma terapia directamente. Con ambas he hablado hoy y, tras eso, horas después, me llama otra para decirme que está también mal, aunque no parecen síntomas graves , y ,para comentarme sobre una más, de la que no sabe aún el problema cuál es, pero , sí que ha estado en un hospital varias semanas ingresada. Son todo coincidencias, eso pienso realmente; coincidencias con varias de ellas con la misma enfermedad; coincidencia en la edad, similares todas ellas y yo; coincidencias casi todas en el tipo de trabajo, aunque no todas en el mismo centro, ni siquiera , en la misma ciudad. Coincidencias.

Por la edad, lo más normal , no es que nos toque aún , lo más adecuado sería a nuestros mayores, ¿no?, eso pienso yo, y así lo compruebo con frecuencia, con la asiduidad, también regida por rachas, con la que acompaño a mis amistades en estos momentos, pero es lo más normal, así lo aceptamos, o lo intentamos al menos . Pero en ellos, en los amigos , en las personas de mi edad; tantas realmente a la vez, o, con poca diferencia de tiempo la que ha habido en descubrir su enfermedad , unos pocos meses, unos pocos años nada más.

Antes dije que, he hablado esta tarde con dos de ellas, y cuesta mucho el intentar siquiera el pensar en cómo lo estarán pasando , lo que estarán sintiendo ; te hablan, te dicen, te comentan, pero ellas lo están viviendo y yo no sé a veces qué pensar, qué decir, cómo hablarles ni de qué . Mantienen el ánimo, al igual que aquella otra que, lleva más tiempo ya peleando con ésta situación. Mantienen el ánimo digo, se sienten optimistas, y yo me quedo perpleja ante tamaña valentía, porque eso es para mí; ¿ cómo reacciona uno ante estas cosas? , en esto , cómo en tantas situaciones que se presentan en la vida, está claro que no vale el tener una actitud premeditada, nunca se sabe uno cómo actuará hasta que no te toca . Por ésto, el ver la forma en que están viviendo mis amigas su situación, la respuesta que están consiguiendo dar hoy por hoy, no sé cómo denominarla, pero es cómo mínimo absolutamente admirable.


11 comentarios:

Landahlauts dijo...

La vida es un regalo, aunque no estoy muy seguro de quién nos lo ha hecho. Y como tal hay que tomarlo. No pensar en que si te vas hoy, es injusto porque deberías de haber vivido más. Mejor pensar en todo lo que has disfrutado hasta ese momento y, si hay que hacerlo, partir mirando a la muerte a la cara.

Nacemos y morimos, las dos únicas certezas absolutas de nuestra vida.

Besos, Luz de Gas.

luz de gas dijo...

Hola Landahlauts: aceptar que nacemos y además hemos de morir, es sensatez , pena da quién no lo acepta; mirar de frente cuándo puede haber una fecha ya, amigo, eso es valor, y ante ello , hay que descubrirse cómo poco. Saludos.

Landahlauts dijo...

Sí, tener fecha y hora, lo debe de hacer más duro.

Shikilla dijo...

Creo que en el sufrimiento, en los momentos duros, es cuando damos la verdadera medida de lo que somos. Ni nosotros mismos conocemos lo que podemos aguantar, lo que podemos superar o lo que nos hundirá. Hasta que no llegan esos momentos, no sabemos quiénes somos en realidad, ni lo sabe nadie.

Entonces es cuando tomamos conciencia de nuestro verdadero yo. ¡Nos sorprenderemos tantas veces...!

He conocido alguno de esos valientes, que conociendo su inminente muerte, han sido capaces de transmitir serenidad a los otros, con una pasmosa calma que ponía los vellos de punta. Su ejemplo prevaleció, doblegando así a la enfermedad, no para vencerla, pero sí para sobreponer ante su imagen destructora, la imagen de su valentía.

Un abrazo

luz de gas dijo...

Esto es así, tal cuál decís ; esta actitud en esas circunstancias, es la que al final ayuda, a ellos y a los que les queremos . Saludos

Sara dijo...

Como siento lo que estás pasando, Luz. Espero que esta racha se termine ya. Mucho ánimo.

Un beso

luz de gas dijo...

Gracias, confiemos que no sea demasiado duradera, y sobre todo que no llegue a finalizar alguno de los casos, tan pronto cómo tememos. Saludos

Deseante dijo...

Luz...cuánto me suena esto

luz de gas dijo...

Ya, es que son situaciones que se dan, o mejor, que se conocen hoy mucho, y raro es quién no tiene alguien cercano o, cercano a algún conocido, con estos problemas, llamemos. Saludos

Osselin dijo...

Hay que atender a los que sufren.
Los que nos acercamos a los 50 (que fuerte suena ya lo sé) nos empezamos a encontrar la muerte de cara y avisándonos que sus anillos son concéntricos y avanzan hacia el centro que somos nosotros.
Ante ello sólo queda un camino: disfrutar al máximo de la vida sin hacer daño a nadie y entender a los que sufren.

luz de gas dijo...

Es lo más exacto para todos, sin distinciones. Intentar llevarlo si hay problemas , ayudar a los que ya los tienen , y seguir viviendo, no hay otra. Seguiremos hablando en la siguiente década , y si veinte años no es nada según la canción, lo que nos falta a nosotros pasará volando. Saludos